Liderazgo de España en regulación alimentaria

El pasado mes, el director de AICA- Agencia de Información y Control Alimentarios, presentó un estudio, realizado en colaboración con el centro de investigación CREDA,  acerca de la regulación relativa a las prácticas alimentarias en los diferentes países miembros de la UE.  

El estudio ofrecía unas conclusiones favorecedoras para nuestro país, pues reflejaba que nos situamos en la cabeza de la Unión Europea en términos de creación de una normativa propia del sector  “España se sitúa como país pionero en implantar una regulación específica para la cadena alimentaria”.

La normativa española ha servido como modelo para que los países de UE establezcan normas parecidas para sus respectivos Estados, con el objeto de alcanzar un equilibrio en las relaciones comerciales. Así, España inicia el camino para la regulación de las relaciones comerciales en la cadena.

Particularmente, entre los países con modelos similares podemos mencionar a la República, Checa, Francia, Reino Unido, Alemania, Eslovaquia y Portugal, contando algunos de ellos con organismos parecidos a la AICA para su objetivo de control.

Es de destacar que España es el Estado miembro que más sanciones propone, y con cuantías de valor considerable. A este respecto AICA ha desempeñado una importante labor en la realización de inspecciones, investigación de casos y multas propuestas por incumplimiento de la ley, como autoridad de control.

Siendo Italia el país con más bajas sanciones, con importes entre los 500€ hasta los 500.000€; seguida Eslovaquia, con importes que oscilan entre los 1.000€ y 300.000€, Portugal con un baremo entre los 750€ y los 2,5millones de euros. Teniendo el Reino Unido sanciones que pueden alcanzar el 1% de la facturación y hasta el 10% en la República Checa. Así mismo, Francia y Alemania se sitúan entre un millón y dos millones de euros, y España entre los 3.000 y un millón de euros.

 

Para ver informe: www.aica.gob.es