7 beneficios del aceite de oliva virgen desconocidos

 

El aceite de oliva virgen extra es un elemento existente en las cocinas de millones de personas en todo el mundo, y en mayor medida en la dieta mediterránea, pero... ¿conoces todos los beneficios del aceite de oliva virgen? A continuación os contamos algunos.

 Alivia dolores

El aceite de oliva actúa como efecto antiinflamatorio debido a su alto contenido en Oleocantal, lo que puede redundar en la reducción de ciertas dolencias. Este componente orgánico natural aporta acciones parecidas a las del ibuprofeno.  Diversas investigaciones han demostrado los beneficios del uso de este producto en la reducción de inflamaciones relativas a enfermedades crónicas.

 Ayuda a reducir el colesterol

Este producto alimenticio regula los niveles de colesterol en sangre, ya que los ácidos grasos mono insaturados reducen los niveles de LCL.

La dosis que se recomienda para que resulte lo suficientemente beneficioso es de 40gr día, aproximadamente entre 2 y 3 cucharadas.

 Fortalece el sistema inmunológico

El aceite de oliva contiene altas cantidades de antioxidantes que contribuyen a reforzar el sistema inmunológico. Cuando tenemos el sistema inmune débil, somos más susceptibles a desarrollar enfermedades e infecciones, como la gripe o el resfriado. Por tanto, al añadir aceite de oliva a nuestra dieta estamos ayudando a fortalecer el sistema inmunológico. Es más, ésta cantidad de antioxidantes no se encuentra en ningún otro tipo de aceite.

 Ayuda a prevenir la diabetes

El aceite de oliva ayuda a equilibrar los niveles de insulina en el cuerpo, por ende, se reduce el riesgo de incrementar los niveles de azúcar en la sangre. Es decir, incorporando en la dieta aceite de oliva virgen estamos ayudando a retrasar o prevenir una posible aparición de diabetes.

 Reduce el deterioro mental

Debido a su alto contenido en grasas mono insaturadas, el aceite de oliva podría ayudar a prevenir la aparición del deterioro mental vinculado a enfermedades mentales cómo el Alzhéimer.

Ayuda a tu piel

Para mantener la piel hidratada es importante humectarla a diario, utilizando ingredientes que ayuden a limpiarla y regenerarla, y si son naturales mejor aún. El aceite de oliva es uno de los mejores hidratantes que mantienen la elasticidad de la piel, previniendo el envejecimiento. Esparce unas cuantas gotas sobre en un disco de algodón y aplícalo sobre la piel.

Te ayuda a reducir peso.

Este ingrediente natural aporta sensación de saciedad según algunos estudios( estudios del Prof. Peter Schieberle, Head of the TUM Chair of Food Chemistry and Director of the German Research Center for Food Chemistry). Además contribuye a activar el metabolismo para quemar grasa.

Muy común en la dieta mediterránea, el aceite de oliva es un acompañante genial en todo tipo de comidas, su uso en la dieta te ayudará en la meta de reducir peso.